Tag Archive | "Pascua"

Coste de oportunidad

Tags: , , , , , , , ,


@LuisFranM: Hace tiempo, en una reunión del grupo de catecumenado (etapa tras la confirmación), Pablo, el catequista que nos acompaña, habló del término coste de oportunidad, que en economía es, por definición, el valor de la mejor alternativa a la que rechazamos.

Voy a tratar de explicarlo. Supongamos que es viernes tarde-noche, y los amigos de la facultad han escrito en el grupo de whatsapp acerca de quedar y tomar algo en el bar. Los antiguos compañeros del instituto, por otro lado, habían pensado en ir al cine. Por último, tus padres han quedado a cenar con una familia amiga, y te han dicho que vayas, que hace mucho tiempo que no los ves. Tienes que elegir, y aunque no te des cuenta, los economistas creen (¿o creemos?) que en tu cabeza se genera una sucesión de cálculos mediante los cuales evalúas los “beneficios” de llevar a cabo una u otra opción. Así, quedar con los amigos de la facultad te produce un “beneficio” (los economistas dicen utilidad) que valoras en, por ejemplo 10€. Ir al cine lo valoras en 8€; por último, el plan familiar te produce una utilidad de 5€. Tu decisión final, será ir al bar, pero tú “beneficio” final no será 10€, sino 2€, ya que tu coste de oportunidad, la mejor alternativa a la que rechazas, son 8€.

@jotallorente

@jotallorente

¿Y esto para que me lo cuentas? Pues para resaltar el mayor problema de estos análisis, y es que las personas, por lo general, tomamos las decisiones sin tener en cuenta sus repercusiones a largo plazo; además, solemos tomar las decisiones egoístamente. Me explico. Quedar con los amigos es genial, me río mucho, y disfruto. Pero…hace mucho tiempo que no salgo con mis padres…y estos amigos de la infancia me dieron mucho de lo que soy ahora…y… ¿Dios que me pide? o lo que es más difícil, ¿elijo lo que me dice, le escucho?

Dios tiene un coste de oportunidad, para nuestra desgracia (porque sería más fácil obviarlo), inmenso. ¿Por qué me voy a ir cuatro días de Pascua al campo, si en Madrid podría avanzar mucho trabajo, y podría salir con los amigos? Además, en groupon hay un planazo de spa y hotel casi regalado para esos días. ¿Por qué voy a esforzarme con unos ejercicios espirituales (personalmente, me es muy difícil llevar a cabo unos ejercicios de forma que saque algo en claro), para qué voy a estar pendiente de la oración personal y de ir a misa, si con estar los sábados en el centro rodeado de chicos ya me siento lleno de espíritu?

Dios, colega, eres muy complicado, y a menudo siento que me saldría más a cuenta pasar de ti y vivir al dia. Por favor, no dejes que me dé por vencido, porque el coste de oportunidad de rechazarte sí que es grande. Rechazarte es aceptar que el silencio que vivimos este sábado pasado va a ser constante en mi vida. Rechazarte es dejarme caer en las redes del consumismo. Rechazarte es pasar por la vida, sin dejar huella. Rechazarte es dejar de ser sal y luz, cuando tú has puesto personas en mi vida que lo han sido. Rechazarte es despreciar los regalos que me das. Para mí es mayor el coste de oportunidad del NO que del SI a Dios, por lo que mi utilidad final es mayor si elijo vivir de El y con El.

Creo que seria un buen ejercicio que te plantees, lector, los costes de oportunidad de vivir con y sin Dios. Hacer una tabla con pros y contras, pero no en clave de qué gano, sino de qué pierdo si rechazo esa opción. Porque un cristiano que se plantea su fe de todas las maneras posibles, y pasa todas las pruebas, es un cristiano más cercano a Jesus.

Luis Marin, un estudiante del grado en economia en la UCM de 22 años, que cuánto mas conoce el funcionamiento del sistema mas siente cuan dificil es cambiar las cosas. Pero algo hay que hacer, para que esta sociedad sea mas justa, y brille con la luz del Evangelio. 

Gloria

Tags: , , , , , , ,


Hoy somos voz,
voz sin rostro.
¿Qué más da el rostro
cuando habla el corazón?

Hoy, Señor,
soy voz que vive cada día
y cada día
muere por verte,
por mirarte de frente
y que me digas
“aquí estoy, contigo,
yo soy tu Padre
tú, mi hijo”.

Y yo hago y hago cosas:
cuido de los míos,
intento perdonar,Fano
me acerco
al que está herido.

Pero no conoce
nadie mi lucha:
lo que hago
parece vano.
¿Soy invisible?, me pregunto,
“lo eres para el mundo”
me dices desde dentro,
desde el lugar secreto
en el que Tú, Señor
me habitas.

¿Por qué sigo?

Para dar GLORIA
a un Dios vivo,
por mi pulmón respira
y con mis manos trabaja.

Para dar GLORIA
a un Dios desconocido,
con mis brazos acoge
y por mi boca habla.

Para dar GLORIA
con mi vida,
con mis gestos,
con mi cuerpo,
que es su templo.

Me gusta ser invisible
y que tu gloria, Señor,
sea la que mi corazón llena
no quedarme con ella
que traspase mi frontera
y sea a ti
y no a mi
a quien mis hermanos vean.

@SandraSkafandra

Estamos en contacto contigo

Facebook Twitter Google + Feed RSS

Otras secciones


Lo último en Twitter

 

Busca artículos por palabras

También nos interesa