Tag Archive | "Jesús"

Gloria

Tags: , , , , , , ,


Hoy somos voz,
voz sin rostro.
¿Qué más da el rostro
cuando habla el corazón?

Hoy, Señor,
soy voz que vive cada día
y cada día
muere por verte,
por mirarte de frente
y que me digas
“aquí estoy, contigo,
yo soy tu Padre
tú, mi hijo”.

Y yo hago y hago cosas:
cuido de los míos,
intento perdonar,Fano
me acerco
al que está herido.

Pero no conoce
nadie mi lucha:
lo que hago
parece vano.
¿Soy invisible?, me pregunto,
“lo eres para el mundo”
me dices desde dentro,
desde el lugar secreto
en el que Tú, Señor
me habitas.

¿Por qué sigo?

Para dar GLORIA
a un Dios vivo,
por mi pulmón respira
y con mis manos trabaja.

Para dar GLORIA
a un Dios desconocido,
con mis brazos acoge
y por mi boca habla.

Para dar GLORIA
con mi vida,
con mis gestos,
con mi cuerpo,
que es su templo.

Me gusta ser invisible
y que tu gloria, Señor,
sea la que mi corazón llena
no quedarme con ella
que traspase mi frontera
y sea a ti
y no a mi
a quien mis hermanos vean.

@SandraSkafandra

Jesús, mi amigo de los mil trajes

Tags: , , , , , , , , ,


Hace unos días me encontraba leyendo un texto acerca de Jesús y la llamada de su mensaje en uno de los grupos de catecumenado que plantea mi parroquia. El texto versaba sobre la experiencia que Jesús tuvo de Dios, así como de los momentos donde nosotros podemos tener esa experiencia. Culminaba con una reflexión y una serie de preguntas para que analizara en qué momentos me veo acompañado por Jesús en mi vida. Al principio, la pregunta era bastante fácil de contestar: ¡claro que veo que Jesús me acompaña!, ¿dónde?…pues emmmm…pues eso, ¡que me acompaña!

Me puse a revisar mi semana tratando de ver en qué momentos concretos Jesús estaba presente en mi vida y en los que me sentía acompañado. La pregunta no era tan fácil como yo pensaba al principio, pero poco a poco descubrí que Jesús es mi amigo, ese de los mil trajes.

JESUS+EN+CAMINO1Mi semana empieza como cualquier otra, yendo a clase al hospital donde estudio 3º de Medicina. Tengo mucha suerte de mi carrera me sirva para acercarme al más necesitado en sus peores momentos, es un gran sitio de encuentro con Dios. Estoy nervioso, tengo mi primera guardia y me estoy poniendo la bata, cojo el fonendo y preparo las cosas para bajar a hacer el mayor ridículo de toda la historia de la medicina. Al lado de mi taquilla veo que otro chico está haciendo lo mismo que yo, se coloca su bata, se gira con una sonrisa en la cara y me dice: “tranquilo Pablo, verás cómo no va a salir tan mal”. Bajo a Urgencias y cuando salgo a las mil y una de la noche, me doy cuenta de que ha sido una de mis mejores experiencias en la carrera. ¡En el fondo, no ha estado tan mal como yo pensaba!

Algunos días al salir de clase me quedo con mis amigos tomando una caña y comentando cómo ha ido nuestro día, qué cosas interesantes han pasado en el hospital, si nos parece difícil una asignatura, cómo llevamos en el examen…si miro a la mesa de al lado, vuelvo a ver al chico de al lado de mi taquilla, esta vez vestido con ropa de calle pero con la misma sonrisa de felicidad en la cara, y puedo leerle los labios cuando me dice: “Pablo, que buenos amigos tienes, disfruta de ellos y cuídalos, porque de verdad son un gran regalo en tu vida”.

Me meto al Metro dispuesto a ver a mi novia (sí, entre mil cosas uno también puede llegar a enamorarse de vez en cuando). Llevo la música puesta, quizás leyendo un libro, me he arreglado un poco dado que uno no puede presentarse de cualquier manera, y voy feliz esperando verla, aunque eso de esperar el tren a veces se hace pesado. Levanto la cabeza y veo a mi amigo, que está también más arreglado de lo habitual, con la misma sonrisa de siempre en la cara. Esta vez me hace compañía hasta llegar a la parada de Metro, sube conmigo las escaleras y me entrega una nota: “Tienes una novia increíble a tu lado que te quiere y te ayuda a crecer, aprovecha estos momentos, es un gran regalo en tu vida”.

 

Llega el fin de semana y empieza lo más duro de la semana, mi compromiso en el Centro Juvenil. Hace dos años me confirmé en la parroquia, yo iba allí de chaval y tenía mis grupos de fe, ahora soy monitor allí y tengo mis grupos de catecumenado. Abro la puerta, hace calor, pero no es un calor cualquiera, es un calor diferente que no solo sirve para calentar el cuerpo. Veo a los chicos, enfrascados en partidas de futbolín, en las Plays, en el ping-pong…Disfrutan tanto o más que cuando yo estaba ahí y era capaz de ir horas antes para ser el primero en pasar y disfrutar de aquello. Hay alguien raro en la sala, seguro que está todos los fines de semana pero no había caído en él, es de nuevo mi amigo, esta vez vestido con un chándal y unas zapatillas de deporte, dispuesto a jugar una partida a lo que haga falta. Y sigue con su sonrisa de siempre, esta vez no es para mí, es para los chicos que están allí. Soy yo el que me acerco a decirle algo: “Gracias por poner a tantos chicos a mi lado para quererles, me ayudan a comprender que la vida está para darla por los demás”.

Cuando salgo cansado de la biblioteca, aprovecho para irme andando y despejarme un poco hasta mi casa. Abro la puerta, dejo la mochila y el Jesus ir the wayabrigo y me cambio, me pongo el pijama para estar más cómodo. Es de los pocos momentos que paso con mi familia. La cena es un momento distendido donde aprovechamos los cuatro para contarnos qué tal nos ha ido el día, trazar planes, hablar de nuestras cosas…Me gusta mucho pasar tiempo con ellos, aunque hay veces que no tengo de tanto tiempo como me gustaría. Me doy cuenta de una cosa, ¡no hay cuatro sillas si no que alguien ha puesto una quinta! Alguien ha perdido el norte, o quizás no del todo. De repente, mi amigo se sienta con nosotros, lleva puesto un pijama y unas zapatillas de andar por casa. Él también comparte su día, trata de hacernos partícipes de cómo está con nosotros aunque a veces nosotros le ignoramos. Me mira con esa sonrisa que tiene y me dice: “Pablito, pero qué grande es tu familia, aquí solo estáis una pequeña parte, cuídalos a ellos y a los que tienes más lejos, pero cuídalos eh, y disfruta de estos momentos en familia, tienes una familia increíble, que te quiere, te apoya y te ayuda en todo lo que le pides ayuda”.

Estoy un poco confuso, ¡este chico me ha seguido a lo largo de toda la semana y casi no me doy ni cuenta! Me encierro en mi cuarto para irme a dormir, pero le vuelvo a ver, ésta vez tiene los ojos cerrados, está sentado en la cama. Parece que no me ve, pero en cuanto cierro la puerta me dice: “Ven, siéntate aquí conmigo. Háblale a Él y dale gracias. Dale las gracias porque nunca ha dejado que camines ni te sientas solo en esta semana”.

Ha echado todo lo que tenía para vivir (Domingo 11 de noviembre)

Tags: , , , , , , ,


Give All You Have

Lectura del santo evangelio según san Marcos 12, 38-44

En aquel tiempo, entre lo que enseñaba Jesús a la gente, dijo:
_ «¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en la plaza, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas, con pretexto de largos rezos. Éstos recibirán una sentencia  más rigurosa.»
Estando Jesús sentado enfrente del arca de las ofrendas, observaba a la gente que iba echando dinero:
muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales. Llamando a sus discípulos, les dijo:
«Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.»

Tu fe te ha curado (Domingo 28 de octubre)

Tags: , , , , , , ,


Tu fe te ha salvado

 

Lectura del santo evangelio según san Marcos 10, 46-52

 

En aquel tiempo, al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar:
– «Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí.»
Muchos lo regañaban para que se callara. Pero él gritaba más:
– «Hijo de David, ten compasión de mí.»
Jesús se detuvo y dijo:
– «Llamadlo.»
Llamaron al ciego, diciéndole:
– «Ánimo, levántate, que te llama.»
Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús.
Jesús le dijo:
– «¿Qué quieres que haga por ti?»
El ciego le contestó:
– «Maestro, que pueda ver.»
Jesús le dijo:
– «Anda, tu fe te ha curado
Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.

Para servir, no para ser servido (Domigno 21 de Octubre)

Tags: , , , , , , ,


To Serve, Not to be Served

Lectura del santo evangelio según san Marcos 10, 35-45

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron:
– «Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.»
Les preguntó:
– «¿Qué queréis que haga por vosotros?»
Contestaron:
– «Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.»
Jesús replicó:
– «No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?»
Contestaron:
– «Lo somos.»
Jesús les dijo:
– «El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está ya reservado.»
Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan.
Jesús, reuniéndolos, les dijo:
– «Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que losgrandes los oprimen.
Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos.
Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.»

Posible (Domingo 14 de octubre)

Tags: , , , , , , ,


Posible

Lectura del santo evangelio según san Marcos 10, 17-30

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó:
«Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?»
Jesús le contestó:
«¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios.
Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.»
Él replicó:
«Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»
Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo:
«Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.»
A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico.
Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos:
«¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!»
Los discípulos se extrañaron de estas palabras.Jesús añadió:
«Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
Ellos se espantaron y comentaban:
«Entonces, ¿quién puede salvarse?»
Jesús se les quedó mirando. y les dijo:
«Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo
Pedro se puso a decirle:
«Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.»
Jesús dijo:
«Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones- , y en la edad futura, vida eterna.»

Unidad indisoluble (Domingo 7 de Octubre)

Tags: , , , , , , ,


Unidad Indisoluble

Lectura del santo evangelio según san Marcos 10, 2-16

En aquel tiempo, se acercaron unos fariseos y le preguntaron a Jesús, para ponerlo a prueba:
– «¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?»
Él les replicó:
– «¿Qué os ha mandado Moisés?»
Contestaron:
– «Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio.»
Jesús les dijo:
-«Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios “los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne”. De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre
En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo.
Él les dijo:
– «Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.»
Le acercaban niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban.
Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo:
– «Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él.»
Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

El que no está contra nosotros está a favor nuestro (Domingo 30 de Septiembre)

Tags: , , , , , , ,


Domingo 30 Septiembre

Lectura del santo evangelio según san Marcos 9, 38-43. 45. 47-48

 

En aquel tiempo dijo Juan a Jesús:
– «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.»
Jesús respondió:
-«No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro.
Y, además, el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga.
Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno.
Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos al infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.»

 

La imagen de hoy no es de Fr. Stephen Cuyos, sino de Siro López, de su libro Cara y Cruz, la imagen tiene Copyright pero tenemos permiso para utilizarla por parte del autor.

Un niño como este (Domingo 23 septiembre)

Tags: , , , ,


Un niño como este

Lectura del santo evangelio según san Marcos 9, 30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos. Les decía:
– «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.»
Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle.
Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó
– «¿De qué discutíais por el camino?»
Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo:
– «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.»
Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo:
– «El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.»

Carga con tu cruz y sígueme (Domingo 16 septiembre)

Tags: , , , ,


Take Up Your Cross and Follow Me

 

Lectura del santo evangelio según san Marcos 8, 27-35

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Felipe; por el camino, preguntó a sus discípulos:

«¿Quién dice la gente que soy yo?»

Ellos le contestaron:

«Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas.»

Él les preguntó:

«Y vosotros, ¿quién decís que soy?»

Pedro le contestó:

«Tú eres el Mesías.»

Él les prohibió terminantemente decirselo a nadie.

Y empezó a instruirlos:

«El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, tiene que ser condenado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días.»

Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Jesús se volvió y, de cara a los discípulos, increpó a Pedro:

«¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!»

Después llamó a la gente y a sus discípulos, y les dijo:

«El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga.

Mirad, el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio

la salvará.»

 

Estamos en contacto contigo

Facebook Twitter Google + Feed RSS

Otras secciones


Lo último en Twitter

 

Busca artículos por palabras

También nos interesa