Tag Archive | "esperanza"

Paula de Isabel Allende, un canto a la vida

Tags: , , , , , , ,


@iliespana8: Escribir es crear, imaginar y compartir, es dejar que los sentimientos vaguen a lo largo del mundo, a través de cualquier lector que conecta y se siente identificado con una historia.
Ésta vez me llegó el turno, “Paula” de Isabel Allende conquistó mis ratos libres y más que apartarme de mis tareas cotidianas, me trasladó a un laberinto de sentimientos, a esa enredadera de emociones encontradas que no hacen más que cuestionarnos nuestra existencia.

No es que sea fan de Allende pero con esto le brindo mis aplausos y respetos, no solo porque supo expresar su dolor de una manera Portada del libro de la autora Chilenaque hace ver que las pérdidas pueden ser llevaderas sino por el coraje de luchar, de no darse por vencida a la primera, por creer en la esperanza pero también, saber cuándo detenerse.

No puedo imaginarme el dolor que ha sentido al escribir cada palabra en esas interminables horas en el hospital en que su hija se debatía entre la vida y la muerte por varios y largos meses; y esto me hizo crear un parangón entre su historia y mi vida, porque no existe un ser humano que esté libre de pérdidas; todos, en algún momento debemos atravesar un camino de lágrimas, sufrimientos y derrotas, caemos en el más oscuro de los pozos pero la vida misma es así, una mezcla de placeres, alegrías, tristezas y llanto, lo importante es saber conjugar las etapas y sacar el máximo provecho a cada lección. Aprender que cada error nos conduce a ser mejores personas, a ser más sabios y a servir de ejemplo a las generaciones que vienen detrás.

“Paula”, paradójicamente es un canto a la vida, un relato de la cotidianidad, de los sencillos placeres de reír, caminar y soñar. Es un anhelo de perseguir lo que el corazón desea sin importar lo que la mente crea. Es una invitación para aprovechar el día a día, para ser feliz, para disfrutar de los nuestros porque un segundo después, puede ser demasiado tarde.

“Paula”, un nombre a lo mejor común, pero después de leer su historia, significará algo más, será sinónimo de coraje y constancia. Un relato que nos hace comprender que el amor no siempre basta, que el destino a veces se encarga de deshacer lo planeado, que las luchas vienen intrínsecamente ligadas con la vida y que solo tenemos una oportunidad para disfrutarla, para amar, para cosechar victorias y archivar guerras perdidas.

Éste libro es, una muestra que la vida es un constante cambio pues la idea inicial de Allende fue escribir una carta a su hija para cuando despertara pero eso no pudo ser ya que Paula jamás se levantó; lo cierto es, que desde 1994 (fecha de la primera publicación del libro) hasta hoy, hay muchas personas que han saboreado las palabras y sentimientos que van tejiendo esa historia de supervivencia y amor que sirve de ejemplo para aprovechar cada instante. Paula, no pudo disfrutar su historia pero sirve de ejemplo para muchos de nosotros.

Cuaresma, una puerta abierta a la esperanza

Tags: , , , ,


@jjaldogomez: Aprovecho el inicio de este tiempo litúrgico tan hondo como es la Cuaresma para reengancharme a esta revista tras unos meses de ausencia y dedicarte estas veinte líneas, querido amigo que ahora comienzas a leerlas.

Cuaresma Esperanza

Sí… Desde el pasado Miércoles de Ceniza es Cuaresma, un tiempo que al contrario de los que muchos piensan no es de tristeza, sino de Esperanza. Una oportunidad para recomenzar, para zambullirnos en Dios y reencontrarnos con Él. Cuarenta días para reflexionar, para rezar, para redescubrirnos en Dios y con Dios. Cuarenta días para experimentar la pobreza, el desprendimiento, la generosidad. Cuarenta días para amar, y, por supuesto, cuarenta días para continuar a lo largo del resto de días en esa misma actitud.

La Cuaresma no es el tiempo para aparecer por la vida cariacontecidos, tristes e invitando a la compasión, la angustia y la pena. ¡¡¡No!!! La Cuaresma es tiempo para sonreír, para entregarnos, para ofrecernos, para darnos, para regalarnos, como Dios se nos da. La Cuaresma es tiempo para gritar que esperamos la Resurrección de Cristo. La Cuaresma, querido amigo que me lees, es una puerta abierta a la esperanza, una puerta que se nos vuelve a abrir para renunciar a aquello que no nos deja vivir conforme al Evangelio.

Convirtámonos esta Cuaresma para convertirnos ya cada día reencontrando a Dios en el hermano. Vivamos nuestra fe intensamente, con la fuerza del Espíritu Santo que guía nuestros pasos. Reza, comparte, vive, y sobre todo, ¡¡¡ama!!! Comienza la Cuarema… ¡¡Sonríe!!

Las lámparas encendidas

Tags: , , , , , , ,


Imagen para el ciclo de artículos sobre el adviendo por @pepeja

@jmnunezsdb: Este primer Domingo del tiempo de Adviento nos invita a estar vigilantes. Como quien otea el horizonte, los seguidores del Maestro levantamos la mirada para descubrir, allá a lo lejos, al Señor que viene a nuestro encuentro. Lo hizo una vez, hace más de dos mil años, naciendo en nuestra carne y volverá para recapitular todas las cosas y abrazarnos definitivamente en Dios. Los cristianos mantenemos viva la esperanza del encuentro. Por eso hoy la Palabra nos pide encender las lámparas y estar dispuestos para abrir la puerta apenas llegue y llame.

Pero la esperanza no nos mantiene con los brazos cruzados. Por el contrario, vamos adelante arremangados y bien implicados en la realidad que nos rodea. Jesús, hombre-para-los-demás, nos enseñó tras la primera Navidad, cómo vivir según el corazón de Dios: pasando por la vida haciendo el bien, sanando heridas y liberando de todo lo que impide a las personas vivir con la dignidad de hijos de Dios, alentando la esperanza de quienes la han perdido en algún recodo del camino, abriendo las prisiones injustas. Mantenemos la lámpara de nuestra vida encendida porque queremos custodiar el don recibido y la Palabra de Jesús puede iluminar también el sendero de quienes caminan a nuestro lado. Por eso nos empeñamos en ser una pequeña luz, en medio de la opacidad de la vida, que brilla humilde y audaz aún cuando sopla viento del norte.

Dios viene. Viene siempre. Pasa a nuestro lado y busca sentarse a la mesa con nosotros. Y acomoda a nuestro lado a todos los excluidos del banquete. Son sus preferidos, los que habitualmente solo comen las migajas que caen de la mesa del señor. Por eso prepara para ellos una mesa abundante y nos pide que hagamos sitio para los más pequeños. Son los caminos que hay que enderezar y los descampados que hay habitar. Dadles vosotros de comer, nos hemos sentido decir.

Este primer Domingo de Adviento nos invita a levantarnos, a dejar atrás despistes y medianías, a salir de nuestra comodidad y disponerlo todo para no perdernos la oportunidad de acogerlo. En la luz de nuestro corazón, en la limpieza de nuestra mirada, en la Palabra proclamada y acogida, en los hermanos a los que servimos, en los empobrecidos… Dios nos viene al encuentro. ¡Buen Domingo! y ¡Buena semana!

Tiempo de Adviento

Tags: , , , , , , ,


Imagen para el ciclo de artículos sobre el adviento por @pepeja

@jmnunezsdb: El Adviento es un tiempo litúrgico para la esperanza. Durante cuatro semanas, los cristianos preparamos la fiesta de la Navidad actualizando el misterio central de nuestra fe: la Encarnación, Dios que se hace hombre, que coge nuestro paso, que se hace historia. Jesús de Nazaret es uno de los nuestros, Dios-con-nosotros, nuestro hermano. Como todos los acontecimientos importantes, preparamos la Navidad con esmero y detalle, poniendo a punto – sobre todo – nuestro corazón y disponiendo caminos que posibiliten el encuentro con el Dios de la Vida.

Sucedió una vez en la historia y, desde entonces, nada es igual. El amor de Dios, más fuerte que la oscuridad y que la muerte, ha iluminado las sombras y ha disipado la tiniebla del mundo. Jesús, el Verbo encarnado, ha dado sentido a la existencia de las personas porque en El hemos experimentado el abrazo de ternura y de misericordia de Dios. Su Palabra, hecha carne, abriga el alma de todos los que buscan orillas más cálidas desde las que vivir compartiendo el camino, como Jesús, aliviando la carga de quienes más fatigan para salir adelante.

Pero no solo recordamos cuanto sucedió sino que, experimentando la Presencia del Dios Viviente, alienta en nosotros la esperanza en un futuro más pleno que ya se acerca. Como se aviva la llama del rescoldo y las brasas, la brisa del Espíritu aviva nuestra esperanza y alienta nuestro caminar. Como hombres y mujeres comprometidos con el Reino, los cristianos levantamos la mirada y percibimos por delante un horizonte de plenitud hacia el que queremos seguir caminando con nuestros hermanos y hermanas. Codo a codo, paso a paso, junto a quien le cuesta más caminar, vamos adelante poniendo acogida y bondad en cada recodo del sendero. El Adviento nos invita a renovar la vida y el compromiso señalando la vereda por la que nos precedió nuestro Maestro.

Cuatro semanas para preparar la fiesta. Cuatro semanas para allanar caminos. Cuatro semanas para compartir la vida. Cuatro semanas para pintar el mundo de esperanza. Adviento es la certeza de que Dios viene a nuestro encuentro.

Durante los próximos cuatro domingos publicaré una invitación a vivir cada semana de adviento desde la esperanza y el gozo en la llegada de Jesús a nuestras vida, a nuestros corazones. No te lo pierdas.

 

La imagen de este artículo y de los próximos es de @pepemontalva
 

La muerte nunca es el final

Tags: , , , , , , ,


Imagen de juyma en flickr@jjaldogomez: Estamos terminando el mes de Noviembre, un mes dedicado al recuerdo de aquellos que se fueron, de los que partieron, de los que nos dejaron… ¿Nos dejaron? Todos tenemos algún ser querido, familiar o amigo, que murió, pero eso no quiere decir que no esté con nosotros… Cuando alguien está vivo en el recuerdo y, sobre todo, en el corazón, jamás se va de nuestras vidas. Están ahí siempre, como esas hojas que el otoño no consigue derribar porque son perennes. A quienes hemos querido, aquellos que han marcado nuestras vidas, se convierten en hojas perennes en nuestro día a día.

Son muchas las ocasiones en las que los recordamos. Sucede algo y se despierta en tu interior un resorte que hace que esa persona vuelva a ti. Piensas cómo habría reaccionado, qué te habría aconsejado, cómo te habría consolado, cuánto te habría abrazado, cómo se habría alegrado por ti, cuánto habría llorado a tu lado… Hablamos con ellos, los tenemos presentes en nuestras vidas, por tanto no se han ido, no nos han dejado. Están ahí y lo estarán siempre.

Ese hecho, el que estén ahí, se convierte en la mejor metáfora para entender que la muerte no es el final. Aquella canción creada por el sacerdote Cesáreo Gabaráin (autor, entre otras, de “Pescador de hombres”), y que en 1981 fue adoptada por las Fuerzas Armadas como homenaje a los que dieron su vida por España, pone verso a la esperanza de la Resurrección: “Tú nos dijiste que la muerte no es el final del camino, que aunque morimos no somos, carne de un ciego destino. Cuando, Señor, resucitaste, todos vencimos contigo, nos regalaste la vida, como en Betania al amigo”.

La muerte es sólo un paso para la Vida Perpetua junto a Dios. Si creemos en Dios, creemos en la Vida Eterna a su lado y sabemos que el paso por aquí es efímero. Estamos llamados a otra cosa. Pero eso no quiere decir que debamos desperdiciar los días de esta vida, vivámoslos intensamente pero sabiendo que, en sí mismos, no son el fin, sino que después se abre otra puerta y tras ella estará Dios, y nuestros seres queridos que ya partieron, esperándonos.

Estamos en contacto contigo

Facebook Twitter Google + Feed RSS

Otras secciones


Lo último en Twitter

 

Busca artículos por palabras

También nos interesa